/ / Madam C.J Walker, ¡una mujer que olvidó las clases sociales y se enfocó en su propósito!

Madam C.J Walker, ¡una mujer que olvidó las clases sociales y se enfocó en su propósito!

En 1908, Walker abrió una fábrica y una escuela de belleza en Pittsburgh, Pensilvania. Gracias al marketing multinivel, alcanzó el éxito, organizando a agentes de ventas de sus productos y viajando por el este y sur del país para promocionar su negocio. Sarah y su esposo fueron grandes promotores del “Método Walker”, el cual consistía en el uso y aplicación de sus productos.

Hoy quiero contarles la historia de una mujer que olvidó las clases sociales y se enfocó en su propósito: Sarah Breedlove , más conocida como Madam C.J Walker, nació el 23 de mayo de 1867, en Delta Luisiana. Fue una empresaria y filántropa estadounidense y la primera mujer afroamericana en convertirse en millonaria.

Sarah era la menor de seis hermanos, sus padres y hermanos mayores fueron esclavos en la plantación Madison Parish de Robert W. Burney. Ella fue la primera hija de su familia en nacer en libertad luego de la Proclamación de Emancipación, emitida por Abraham Linconl en 1863. 

Sarah, se casó muy joven con Moses McWilliams y tuvo una hija a la que llamó Lelia. Luego de enviudar a los 20 años, se mudó con sus hermanos a San Luis. Ellos eran barberos y ella consiguió trabajo como lavandera, gracias al cual le podía dar educación a su hija. Como muchas mujeres de su época, Madame C.J Walker padeció de problemas en su cuero cabelludo que le ocasionaban caída del cabello. Para finales del siglo XIX, pocas familias tenían acceso a suministro de agua en EE.UU. y muchos de los productos que usaban en la piel contenían componentes como soda caústica.

En 1905, Sarah fue contratada como comisionista por la empresaria afroamericana Annie Malone. La experiencia que Sarah obtuvo vendiendo productos para el cabello, le permitió comenzar a desarrollar sus propios productos.

Sarah creó su propio champú y ungüento curativo para el cabello. Con la ayuda de su reciente esposo Charles Joseph Walker, que vendía publicidad en periódicos, empezó a promocionar sus productos, ya bajo el nombre que la hizo famosa:  Madam C. J. Walker.

En 1908, Walker abrió una fábrica y una escuela de belleza en Pittsburgh, PensilvaniaGracias al marketing multinivel, alcanzó el éxito, organizando a agentes de ventas de sus productos y viajando por el este y sur del país para promocionar su negocio. Sarah y su esposo fueron grandes promotores del “Método Walker”, el cual consistía en el uso y aplicación de sus productos.

En 1917 organizó su primera conferencia anual, llamada “Madam Walker Beauty Culturists” en Filadelfia y un año después, en 1918, se mudó a Villa Lewaro, una casa ubicada en Irvington, Nueva York, que fue diseñada por Vertner Tandy, primer arquitecto negro certificado en Nueva York. La casa tuvo un costo de 250.000 dólares, cerca de 3,2 millones de la actualidad.

Justo antes de morir, en 1919, donó 5.000 dólares (equivalentes a 65.000 de la actualidad) a obras sociales. En su testamento dejó dos tercios de sus futuras ganancias a la caridad y a su legado. Madam C.J. Walker murió a los 51 años y era considerada la mujer afroamericana más rica de los Estados Unidos 

Te preguntaras, ¿pero como lo hizo? quiero darte 3 razones que le sirvieron para iniciar a escalar rápidamente su negocio:

  1. Pasión: Si te fijas Sara nunca dudo de su sueño nunca sintió miedo de tomar acción y enfrentarse a una sociedad que talvez no le permitiría surgir, ella olvido el temor de enfrentar las clases sociales de la época, en un contexto donde la mujer era relegada a la casa, donde su raza era rechazada y vulnerada.
  2. Estrategia: Ella sabía perfectamente cómo debía hacer crecer su negocio de manera rápida y siempre pensó en tener un gran equipo de ventas, pero analicemos esta parte, Sara no quería mujeres que no conoceran su negocio y ¿que hizo? ella busco mujeres de su raza, con el mismo problema que la llevó a crear este producto, una vez que estas mujeres probaban el producto lograban los resultados deseados, encontraban en su experiencia una gran historia para vender dicho producto.
  3. Compromiso social: Detrás de esta estrategia sara tenía una finalidad, permitirle a muchas mujeres que como ella tenían un situación difícil y solo necesitaban una oportunidad para salir a delante, que desde su interes de lograr grandes metas llegarán a otras mujeres que desearan lo mismo, logrando crear una multimillonaria empresa multinivel con grandes ganancias para todos.

El Network Marketing se basa estos 3 aspectos, si tu deseas implementar en tu negocio esta estrategia, recuerda estos 3 puntos de conexión: Pasion, Estrategia y Compromiso Social.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *